lunes, septiembre 7

Un primer acercamiento al ciclismo urbano



Si el objetivo final que nos planteamos es transformar a la bicicleta en nuestra nueva forma de movilización en Santiago, antes debemos sopesar algunas dificultades que se presentarán en el camino ¿Cómo podemos afrontar esta difícil aventura si, al parecer, tenemos todo en nuestra contra?

Un ciclista urbano no se hace de la noche a la mañana. Si, por ejemplo, nuestro objetivo es desplazarnos desde nuestra casa a la universidad o al trabajo, no podemos esperar hacerlo en nuestro primer día como ciclistas. Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos subimos a una bicicleta, tanto peor ¿Conocemos el mejor recorrido? ¿Sabemos como desplazarnos por una gran avenida, atestada de micros y autos? ¿Conocemos rutas o calles alternativas? ¿y qué pasa si pinchamos a mitad de camino?

Lo mejor que podemos hacer es evitar estas situaciones de riesgo, sobre todo si la distancia que recorreremos se nos hace interminablemente larga. Esto nos puede exponer a una mala experiencia, que finalmente nos desmotive y haga imposible nuestra meta.

¿Cómo empezar en el ciclismo urbano?

Lo mejor es comenzar de a poco. Así como en el deporte, es importante plantearse metas pequeñas a corto plazo. Por ejemplo, salir a comprar el pan, visitar a un amigo, dar una vuelta por nuestro barrio o nuestra comuna, etc. Lo importante aquí es no ocupar las veredas. Debemos dar el primer paso de bajar a la calle y utilizar el espacio en la calzada con toda propiedad. Al transitar por la vereda ocupamos un espacio que no nos corresponde, nos movemos a una menor velocidad debido al constante sube y baja en cada cruce de vereda en vereda y no aprovechamos el potencial de desplazamiento de la bici.





Es importante comenzar a interactuar con el tráfico de Santiago. Esto tampoco significa que debamos llegar a la Alameda y comenzar a pedalear a tontas y a locas por la calle. Durante los primeros recorridos evita las calles con excesivo tránsito o avenidas en las que te sientas poco seguro. Lo importante es estudiar el ambiente: el comportamiento de los conductores, de los peatones, las zonas de riesgo en las calles (cruces de calle, intersecciones, etc.). También debemos evaluar nuestro propio desempeño como conductores. Debido a la alta tasa de accidentes, no es recomendable un manejo agresivo o en el que te sientas el dueño de la calle. La mejor decisión que podemos tomar es manejar a la defensiva. Mirar en cada cruce, poner atención a los vehículos que se desplazan junto a nosotros, estar atentos aunque nosotros tengamos luz verde. De a poco veras cómo el comportamiento del tráfico se vuelve algo conocido; ganaras confianza y te moverás con libertad y soltura por las calles.

Nuestra capacidad física

Un tema importante es nuestro desempeño físico sobre la bici. Esto se vuelve relevante en personas que no están habituadas a la actividad física o llevan un estilo sedentario de vida.

Estos primeros pedaleos servirán para conocer la capacidades de nuestro cuerpo: nuestra velocidad, nuestra capacidad aeróbica (qué tan rápido se vuelve nuestro pulso con el pasar de los minutos), nuestra sudoración, etc. En un primer momento puede llegar a preocuparnos nuestra baja capacidad, pero esto cambiará a medida que pase el tiempo. Nos cansaremos menos, nos sentiremos más relajados y frescos y sudaremos menos, pues nuestro cuerpo se acostumbrará al ejercicio, respiraremos mejor, nuestros músculos se fortalecerán y nos adaptaremos a pedalear todos los días.

Lo importante es conocer nuestro propio ritmo. Es obvio que nos ponemos a correr en la calle. Terminaremos mojados y al llegar a nuestro destino estaremos cansados, acalorados y húmedos, exponiéndonos a situaciones sociales incómodas. Los primeros recorridos permitirán saber hasta que punto podemos movernos sin sentirnos agitados. Así podremos calcular a velocidad promedio a la que nos desplazamos y ver cuánto tiempo nos toma llegar a nuestro destino. Calculando un tiempo mínimo de desplazamiento podremos trasladarnos sin temor a llegar atrasados a ningún lado.

Consejos para nuestro primer “gran recorrido” urbano:

-Analiza el recorrido. Mira el mapa y trata de planear la mejor ruta, evitando las calles con mayor tránsito y recorrido de buses alimentadores. Usa vías alternativas.




-Trata de realizar el recorrido antes de empezar la semana. Ve el sábado o el domingo a tu destino, pues hay menos tráfico. Registra la velocidad promedio y el tiempo que te tarda, así tienes una noción de tiempo y evitas salir apurado o tener un accidente por el exceso de velocidad. Estudia también el lugar donde estacionarás tu bici.

-Si aún está oscuro al salir de casa, trata de poner luces en tu bici u ocupa elementos reflectantes en tu ropa. Lo importante es que te vean.

Fotos: Alvaro Puentes, PPVaz y Didnotspillcoffe

9 comentarios:

mario dijo...

Buenos consejos ;)

Andrés dijo...

para salir de noche no hay que tratar, es una obligacion y deber del ciclista tener una luz roja en la parte de atras y luz blanca adelante, exelente blog saludos

M.S. dijo...

Toda la razón Andrés, es importante recalcar el énfasis de los elementos de seguridad. Próximamente haré un review de los más importantes. Gracias por el aporte!

Revista Cletofilia dijo...

Les felicito por este artículo. Y comparto su punto de vista. Es muy favorable para el ciclista urbano que se vaya animando de poco en poco para que no le quede una mala experiencia.Los autos y las micros son artefactos ciegos. A veces es casi imposible pensar que los conduce un ser humano. Pero bueno, hay que aprender a convivir.
Saludos desde nuestra revista y los invitamos a visitarnos.

GF! dijo...

Siempre trato de andar en ciclovías o en la calle pero luego de que una camioneta 4x4 casi me deja como sopaipilla andando en la ciclovía de dublé almeyda le agarré miedo a andar en la calle... :S De a poco se me va quitando y como consejo siempre estar atentos a los autos ultra agresivos y usar calles menos transitadas...
Saludones.

ANCLA dijo...

arriba las bicis!!

pero podrían haberme pedido la foto que usaron para encabezar el texto, no tengo problema en que la usen para este fin.

pero para la próxima avisen o al menos pongan el crédito


saludos!

alvaro

Axel Schummacher dijo...

Huacho: sorry por la pelada de foto, pero este blog trata de retroalimentarse de diversos proyectos y creaciones relacionados con la bicicleta. Así mismo buscamos ser un medio de difusión de éstos, explicitando y citando la fuente de donde sacamos el material, como efectivamente lo hicimos en este caso (al final del artículo están los créditos de las tres fotos). Esto no nos quita responsabilidad pues efectivamente deberíamos haber pedido el permiso correspondiente. Sólo quería hacer esta aclaración para que no piense la gente que llegamos y pelamos el material así como si nada.

Saludos estimado.

Equipo RC

PD: actualicé el link con la url que pusiste en tu nick arriba

Sacrovulgo dijo...

yeah!
que rico es leer en la mañana junto a una taza de cafe y buena música noticias que te interesan.
sigan asi...alegren mi mañana.

Carmen Gloria Caamaño dijo...

Buen post. No soy ciclista, pero los apoyo profundamente. Saludos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...